AJE: Una nueva generación de empresarios se alía en busca de soluciones

En Cantabria se están dando dos fenómenos simultáneos: una pérdida de población joven que se marcha por falta de oportunidades y los intentos de gente con iniciativa de buscar soluciones que supongan un futuro para ellos y para su entorno.

En una tierra a la que siempre se ha reprochado su falta de iniciativa o el aislamiento entre los propios empresarios entre sí, este martes se presentaba AJE, la Asociación de Jóvenes Empresarios en Cantabria.

La asociación ya existía, pero había pasado varios años de letargo y no estaba integrada en CEOE –situación que sólo se daba en Cantabria y en Ceuta–, en una inercia rota ahora.

El objetivo es acercar a empresa y sociedad, fomentar la estabilidad de las empresas y contribuir a fijar la población en el territorio, a través de las actividades de esta organización de la que pueden ser socios empresarios de hasta 41 años de edad.

En su dirección se combinan jóvenes empresarios que han creado sus propias empresas, como Francisco Calatayud de Binary Box -empresa que se dedica al desarrollo de videojuegos y especializada en realidad virtual– o Juan Gracia de Woorker –-red social de búsqueda de empleo–, junto a representantes de la segunda generación de empresas consolidadas, como Sylvia de Miguel, de SIEC y Body Factory. David Crespo, director del Centro de Estudios Ceinmark o Tomás Díez de TGS Edis son otros de los miembros de la dirección de la asociación.

Todo en coordinación con CEOE, ya que la presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios, Gema Coria, es además miembro del Comité Ejecutivo de la patronal cántabra. También hay vinculaciones con el Banco Santander, que en Cantabria desarrolla el proyecto de Coworking Santander.

La idea es que unos y otros se conozcan y puedan aprovechar esa relación para poner en común experiencias, problemas, soluciones o contactos con los que resolverlos, según explicaba, entusiasmada con el proyecto, Gema Coria, directora comercial de Vega Pelayo (de los panaderos y reposteros pasiegos de La Constancia).

Para ello habrá distintas iniciativas que se irán poniendo en marcha, que pasan fundamentalmente por favorecer espacios de encuentro y puesta en común, para que los socios se vayan conociendo y romper con uno de los tópicos del empresariado en Cantabria, el ir cada uno por su cuenta.

La filosofía es ir más allá del concepto de las ayudas públicas a la creación de empresas, porque «ser empresario es una carrera de fondo», de modo que su apuesta no es como la de las organizaciones que gastan «grandes recursos» al ser sus necesidades otras: «visibilidad, interlocución, contactos» o nuevos estilos de liderazgo, según enumeraba Gema Coria.

En el fondo, tal y como comentaban algunos de los presentes en el acto de presentación, se trata de conseguir puntos de encuentro, visibilidad para sus proyectos y ayuda por parte de los más veteranos o consolidados a aquellos que estén empezando (en un modelo que es una de las características de otro colectivo, ASCENTIC, la asociación de empresas tecnológicos, y que sus socios valoran especialmente).

En esta puesta de largo han estado varias decenas de representantes de empresas. La asociación cuenta ya con una veintena de peticiones de afiliación y también lanza el mensaje, común en una parte del empresariado y CEOE, de reclamar un plan a largo plazo para el futuro de Cantabria.

A la presentación han asistido miembros de empresas consolidadas como Palibex o Códice Formación, junto a jóvenes con proyectos como Driveer, una aplicación para poner en contacto vehículos para el transporte de mercancías, o Studios Mangekyo, que trabaja en la creación de contenidos digitales sobre temas de historia y cultura en 3D, por citar un par de ejemplos.

De momento, una de las iniciativas que ya se apuntan es la organización de un campus de formación en verano, la Escuela de Verano para Jóvenes Empresarios, que se celebraría en el Palacio de La Magdalena, y que tradicionalmente venía haciéndose en El Escorial, en Madrid, tal y como avanzaba Fermín Albadalejo, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios, desplazado a Cantabria para la presentación.

Fuente: El Faradio